fobia sexual y/o aversión al sexo

Aversión extrema persistente o recidivante cabeza, y con evitación de todos (o prácticamente todos) los contactos sexuales genitales con una pareja sexual.

Sentimientos intensos y persistentes de desagrado, repulsión, asco o miedo ante situaciones de tipo sexual.

Los estímulos sexuales pueden ser a algo concreto como el fluido genital, el sexo oral o besos en la boca, o puede ser a todo lo relacionado con el sexo, e incluso sólo con el pensar en tener sexo.

Estas personas intentan evitar el contacto sexual con la pareja y generar situaciones de intimidad.

Suelen causar un malestar significativo a la persona que lo padece y un deterioro de las relaciones de pareja.

Posibles causas

Las causas pueden ser experiencias traumáticas o creencias irracionales en relación al sexo.