inseguridad, baja autoestima y sentimientos de inferioridad

La inseguridad, la baja autoestima y los sentimientos de inferioridad van dados de la mano y se alimentan mutuamente. Los tres provocan un malestar y tensión que se presenta en diversas situaciones, ya sean de ámbito familiar, social, laboral y en la toma de decisiones.

Se le añade una falta de confianza en la que la autopercepción de uno mismo es negativa, es decir, no se confía en las propias capacidades.

Hay diversos indicadores:

  • Incapacidad para tomar decisiones por miedo a equivocarse.
  • Envidia y celos de los demás.
  • Pensamientos obsesivos sobre la valía y capacidades personales para resolver problemas.
  • Gran susceptibilidad a las críticas, se sienten como constatación de poca valía personal.
  • Percepción de los demás como amenazas a la seguridad emocional.
  • Considerar las opiniones y las percepciones de los demás más acertadas que las propias.
  • Dudas constantes sobre diferentes aspectos de la vida.